Mi encuentro con Xavier Velasco

Por José Salgado

En el mundo cultural mexicano, no he conocido a ningún otro escritor que logre reunir a mil chavitos en un mismo lugar, únicamente para verlo y que además a su paso hay varias mujeres que le intentan quitar la chamarra de cuero, todo muy al estilo rockstar.

Al percibir este fenómeno sabía que Xavier Velasco tenía que estar en los Círculos de Lectura de Letras Voladoras. Así que un día le llamé de la forma más casual para saber si quería ser nuestro autor leído.

Cuando he hablado con Xavier por teléfono, siempre siento que se ha salido de bañar, tiene un tono relajado pero un contenido muy directo como aquel que quizá está medio desnudo en medio de la sala. Vale decir que Xavier es un escritor comprometido con los libros y no con la vida social del mundo cultural (¡buena por esa!) muchas veces desconecta su teléfono para que nadie ni nada lo interrumpa mientras escribe.

Platicarle del proyecto fue fácil y  fue más fácil que dijera que sí. Aunque con un tono de melancolía me hizo saber "La verdad es que ya olvidé a Violeta, no quisiera saber nada más de ella" Luego yo entendería claramente a que se refería esto, pero por ahora Xavier se iba a presentar frente a 50 personas en un cocktail exclusivo para los Círculos de Lectura y a responder preguntas de todo tipo acerca de Violeta y Pig.

La cita del cierre de los Círculos fue en Gandhi de MAQ, le pregunté a Xavier si quería que pasara por él pero me dijo que no, que le gustaba dejar su coche en un estacionamiento cercano y caminar. Xavier ha sido el único autor con quién he entrado por la puerta del backstage de Gandhi hacia el salón de eventos del último piso, lo curioso es que ni siquiera lo mencionó, simplemente nos vimos y como por inercia nos encaminamos a esa entrada.

Nunca le he preguntado si esto es cierto, pero yo pódría decir que Xavier Velasco estaba feliz esa noche, reía a cada rato y contaba cosas que a todos nos parecían muy íntimas, como cuando subió al departamento de una rusa escultural que conoció en un puesto de tacos a las 3 de la mañana o de sus paseos en coche a altas horas de la noche en donde habla en voz alta consigo mismo.

Fue una noche de compartir, en donde un público 100% fan, ayudó a que el autor se sintiera cómodo. Del famoso libro "Diablo Guardián" Xavier compartió varias cosas, primero que fue un señor a quien le pidió patrocinio por varios meses para escribir la novela, luego, cuando ganó el premio Alfaguara ésta persona no aceptó un peso más en pago. También nos dijo que él casi nunca va a presentaciones ni eventos literarios, sin embargo en la previa entrega del premio Alfagura (antes de que él lo ganara) le pidió a una amiga que fuera con él, quería ir a ver en donde se iba a sentar cuando él fuera el premiado. Esto lo mencionó varias veces, Xavier Velasco según Xavier Velasco sabía desde que inció a escribir esta novela, que iba a ganar el Premio Alfaguara.

Lo de olvidar a Violeta es algo que entendí claramente y que ahora trataré de explicar según lo que escuché de Xavier. Violeta era literalmente una voz intensa que estaba en Xavier, venía en imágenes y diálogos y en parte se volvió su amante, y una de esas amantes de miedo, totalmente demandante y celosa, además con una intensidad refinada que es la más adictiva y peligrosa, le hablaba y le decía, vamos a hacer esto y aquello, y en gran parte aunque no en el mundo real, Xavier Velasco tuvo que hacer todo lo que Violeta le dijo y todo lo que está en el libro Xavier lo vivió en un sentido psicológico. Por eso Xavier al terminar la obra y cuando Violeta le dijo adiós, por varios días caminaba sin rumbo, salía a la calle sin el menor conocimiento de la hora o el día, esto si es literal, esto si le pasó a Xavier. Y claro, es lógico, tenía al chamuco de Violeta dentro drenándole la energía y con la mente como un dínamo, lo tenía extasiado de travesuras pero no hay hombre que aguante a una Violeta toda la vida, Xavier la vivió años y meses, pero esos recuerdos son del tipo que mejor dejas a un lado cuando puedes. Son un tren que sólo te da chance de saltar una vez para bajarte. Incluso hoy en día es muy raro que él escriba u opine acerca de esa obra y menos de Violeta. 

Muchas más cosas compartió que se quedan en la memoria de los asistentes y en la mía, lo que si queda claro es que Xavier se entregó esa noche y respondió con total honestidad a cada una de las preguntas que los participantes hicieron. Con sus calcetines de arcoiris y el micrófono en la mano Xavier se despidió y firmó todos los libros de los participantes.

Mientras platicábamos antes de despedirnos, le comenté que yo tenía una moleskine donde anotaba mis cosas y que aveces cuando conocía a personas que por ser ellas y no por sus logros, admiraba, les pedía una colaboración, Xavier hojeó la libreta y escribió:
(léase de derecha a izquierda)   "olraguj ne atse ogeuj led etsihc le euqrop......"
(Al revés porque toda la libreta está escrita al revés)

Esta frase sintetiza para mi a Xavier Velasco, trabaja duro y se divierte duro, vive intenso y escribe intenso. El premio era secundario, la escritura era lo primordial y la aventura de hacerlo.


José Salgado, Diana Delgadillo y Xavier Velasco

Si no le has llegado toavía a Diablo Guardián, ufff, te estás tardando.


www.facebook.com/LetrasV


www.twitter/LetrasV

1 comentario:

Rosz dijo...

que padre poder conocerlo, yo tambien lo descubri con Diablo Guardian...y me encantò ya despues conoci Full Moon Tonic y me enganchè màs, que padre historia la de conocerlo en las circunstancias en las que te ocurriò a ti, y bueno...felicidaes por el articulo. saludos.
RoszMantra

Entradas populares